Expecies habituales en nuestro entorno

ALBURNO
(Alburnus alburnus)

El alburno (Alburnus alburnus) es un pez de aguas continentales, de la familia de los ciprínidos. Nativo de Europa, es frecuente en los arroyos y ríos de las regiones templadas, y en las inmediaciones de las desembocaduras; alcanza los 25 centímetros de longitud a la madurez, y puede vivir hasta 6 años. Se alimenta de moluscos, pequeños crustáceos y gusanos. En España se ha introducido de forma ilegal como pez pasto para mantener otras especies exóticas invasoras predadoras, en especial el blackbass y el lucio. Las consecuencias de estas introducciones son nefastas para la ictiofauna autóctona ibérica.

BARBO
(Barbus barbus)

El barbo, Barbus sp., (del latín: barbus, de barba), es un pez de río, con numerosas especies endémicas de la Península Ibérica. Es comestible pero sin valor culinario, puede alcanzar hasta alrededor de 60 cm de longitud. El "Barbus vulgaris" recibe este nombre por los 4 bigotes, barbas o barbillones carnosos que le salen del labio superior.

El cuerpo del barbo es robusto, cubierto de grandes escamas y casi cilíndrico. La aleta dorsal es alta y corta. Su hocico es casi cónico, presentando la boca en posición ventral. Esta se caracteriza por poseer labios carnosos y cuatro barbillones también carnosos. Posee dientes faríngeos implantados en dos filas.

Habitualmente presenta un dorso verde oliva a pardo verdoso en su parte superior cuyos flancos suelen presentar reflejos dorados. El vientre es amarillento a blanco sucio.

Tanto la aleta anal como las aletas pares tienen el mismo tinte rojizo, siendo oscuras la dorsal y la caudal.

Es un pez que puede alcanzar un gran tamaño. La hembra crece más rápido que el macho.

Alcanzan la madurez sexual tras 4 a 6 años. El desove se produce de mayo a julio eligiendo zonas con fondo de grava en plena corriente. Ponen de 35.000 a 60.000 huevos supuestamente venenosos, que tardan en desarrollarse de cinco a diez días. El barbo es un pez omnívoro y aun carroñero que se alimenta de animales bentónicos, larvas de insectos, en especial de efímeras, así como de algas. Acostumbra a buscar su alimento volviendo piedras con su hocico de labios carnosos.

Ocupa los cursos medios de los ríos, zona del barbo, prefiriendo fondos pedregosos o de grava. Es gregario y forma bancos cerca del fondo.
Durante el invierno entra en una especie de hibernación, formando pequeños grupos bajo las piedras o la vegetación en aguas profundas.

En España hay unas 8 subespecies de barbo:

• Barbo cabecicorto (Barbus microcephalus, Almaça)
• Barbo comizo o comiza (Barbus comiza, Steindachner)
• Barbo común (Barbus bocagei, Steindachner)
• Barbo colirojo (Barbus haasi), Mertens, endémica de la península ibérica
• Barbo de graells (Barbus graellsii, Steindachner), endémica de la península ibérica
• Barbo gitano (Barbus sclateri), Gunther, endémica de la península ibérica
• Barbo mediterráneo (Barbus guiraonis, Steindachner), endémica de la península ibérica
• Barbo de montaña (Barbus meridionalis, Risso)

Son peces cuyo número se encuentra en clara y rápida disminución, habiendo sido muy abundantes antaño, la competencia con especies agresivas predadoras o competidoras introducidas, especialmente en el curso medio de los ríos, ha provocado su desaparición en gran parte de su hábitat. Es apreciado por los pescadores recreativos.

BLACK BASS
(Micropterus salmoides)

Es un pez de agua dulce del orden de los perciformes y de la familia de los Centrárquidos, que se caracterizan por tener una aleta dorsal radiada espinoforme y una posterior flexible separada por una muesca. Esta especie es originaria de Norte América. A partir del siglo XX, esta especie se ha introducido con éxito en España y en otras partes del mundo, por lo que hoy es un pez universal. Su expansión artificial en nuevos ecosistemas ha causado serios problemas de supervivencia a otras especies autóctonas.

Es un pez muy compacto pero los laterales están más o menos comprimidos. De escamas verdosas con manchas oscuras. Su tamaño adulto es de 30 a 50 cm. Es un pez resistente y carnívoro; constituye una especie de las más deportivas por su combatividad, voracidad y puede ser pescado de innumerables técnicas de pesca deportiva (cucharilla, pez artificial, mosca, pez vivo, cebo, etc).

En la Península Ibérica mide 30-35 (50) cm. de longitud aunque en Norteamérica puede alcanzar más de 80 cm, aunque esta no es la subespecie introducida en Europa.

También están distribuidos en otras zonas del planeta.

La boca es bastante grande. Suele pesar no más de 3 kg. Las aletas dorsales son largas. Actualmente el récord en competición reconocido es de 4 Kg., pescado en un embalse de Huelva. Se pueden pescar con diversos señuelos.

En sus primeros años es gregario, y paulatinamente irá formando incluso grupos muy numerosos. Es carnívoro, su dieta incluye insectos acuáticos, gusanos, larvas y de adultos pequeños peces y anfibios.

Alcanza la madurez sexual a los tres o cuatro años de vida. El macho excava un hoyo de 30 a 90 cm. en el fondo y atrae hacia él a varias hembras. El desove se realiza entre mayo y julio.

 BOGA
(Chondostroma willkommii)

La boga de río es una especie de agua dulce de la familia de los Ciprínidos y que pertenecen al género Chondrostoma. Lo más característico de estas especies es que presentan la boca en posición ínfera, carente de barbillas y con el labio inferior provisto de una lámina córnea afilada en su borde anterior, adaptada para raspar las algas e invertebrados adheridas a las piedras del fondo.

Según las últimas revisiones, en la Península se acepta la existencia de seis especies que son endemismos ibéricos, ya que tres de ellas habitan exclusivamente en el centro y oeste peninsular, y otras tres están limitadas al cuadrante nororiental. Las tres primeras presentan en común una abertura bucal netamente ventral, recta y con una lámina córnea del labio inferior muy desarrollada. Se trata de la boga del Duero (Chondrostoma duriense), de las cuencas comprendidas entre el Eo y el Duero; la boga del Tajo (Chondrostoma polylepis), de las cuencas comprendidas entre el Vouga y el Sado, y la boga del Guadiana (Chondrostoma willkommii), de las cuencas comprendidas entre el Guadiana y el Guadalhorce. Las otras tres especies, relacionadas con Chondrostoma toxostoma , que vive al norte de los Pirineos, poseen una abertura bocal subterminal de perfil arqueado, con una lámina córnea en el labio inferior patente, pero menos desarrollado que en las otras tres primeras especies. En este grupo se incluye la madrilla (Chondrostoma miegii), de las cuencas de la vertiente cantábrica comprendidas entre el Asón y el Urumea, y de las cuencas de la Cenia, Ebro y Llobregat en la vertiente mediterránea; la madrija (Chondrostoma turiense), de las cuencas del Turia y del Mijares, y la loina (Chondrostoma arrigonis), de la cuenca del Júcar.

Esta distribución original se encuentra actualmente alterada debido a dispersiones artificiales provocadas por la acción directa o indirecta del hombre. Así, es posible encontrar madrilla en el tramo alto del Tajo, mientras que aparecen bogas del Tajo en las cuencas del Júcar o del Segura. Estas translocaciones comienzan a provocar efectos negativos en las poblaciones autóctonas. En particular, la boga del Tajo tras su llegada a la cuenca del Júcar, se ha hibridado con la autóctona luina, e incluso la ha excluido y sustituido en amplias áreas.

Como bien es conocido por los pescadores, la puesta de las bogas tiene lugar en general entre marzo y junio, más tempranamente en las localidades del sur y más tardíamente en aguas septentrionales. Es característico, no obstante (sea cual sea la especie de la que se trate cada río), que sea el ciprínido que en el ciclo anual primero se reproduzca, antes que los cachos, barbos y otras especies. De esta forma, los alevines que nacen al cabo de pocos días de efectuada la puesta se hallan en el río cuando las temperaturas del agua son aún muy frías y muchos de sus posibles competidores o depredadores aún mantienen la baja actividad invernal.

Los científicos han publicado ya algunos estudios sobre el crecimiento de las bogas en los que se describe la talla a la que alcanzan la madurez las distintas especies. Este dato es muy importante, pues a nadie se le oculta que la pesca debería incidir exclusivamente en los ejemplares adultos, ya que la extracción de juveniles llevaría en pocos años al exterminio de las especies. Se ha podido determinar que las bogas viven hasta un máximo de diez años, según las especies, alcanzando el estado adulto a edades comprendidas entre dos y cuatro años. También se ha observado que si bien es norma general que los machos lleguen antes a la madurez, y con tallas menores que las hembras, existe una gran variabilidad entre las distintas especies e incluso entre las diferentes poblaciones de cada especie. Así, por ejemplo, en el sur de España la boga del Guadiana puede alcanzar la madurez con 8 o 9 centímetros de longitud furcal; pero la boga del Tajo en el centro de España madura con tallas variables según las localidades entre 14 y 18 cms. Estos hechos ponen de manifiesto la imperiosa necesidad de conocer de manera precisa estas características biológicas en las distintas especies y poblaciones, a fin de legislar consecuentemente y de manera sostenible su pesca.

Lamentablemente, en muchas regiones españolas se viene observando en los últimos años un dramático descenso de las poblaciones de bogas, cuando no su total desaparición. Este declive es indicativo de la grave alteración de los cursos fluviales, básicamente por causas tales como la contaminación, la fragmentación y regulación del río por diques y presas, la desecación de los cauces y consecuentemente la pérdida de lugares de freza, o la introducción arbitraria de peces exóticos depredadores. Dos especies, la madrija y la loina, fueron catalogadas como "raras" en el Libro Rojo de los Vertebrados de España. Además, varias especies se encuentran catalogadas en distintos anexos de convenios internacionales sobre conservación de obligado cumplimiento en España como el Convenio de Berna o la Directiva de Hábitats

 CACHO
(Leuciscus cephalus)


El Cacho es un pez europeo que está ampliamente distribuido por toda la península ibérica. Tiene las escamas más grandes que las bogas. Los ejemplares más viejos tienen el borde de la aleta caudal curvado hacia arriba. Es un pez que raramente supera los 30 cm.

Vive generalmente en ríos de corriente rápida y comparte su hábitat con truchas y bogas. Al principio de su vida convive con otros ejemplares, siendo más solitario según avanza en su edad. Pone de mayo a junio, fijando sus huevos sobre las piedras, trozos de madera o plantas, y eclosionan al cabo de una semana aproximadamente.

Es un pez muy luchador al ser capturado en el anzuelo, por lo que tiene un cierto interés deportivo, aunque como convive con truchas, la mayoría de las veces, son estas el objetivo de los pescadores, que desprecian la captura accidental de los cachos.

 CARPA
(Cyprinus carpio)

La carpa común o europea (Cyprinus carpio) es un pez de agua dulce, emparentada con la carpa dorada, con la cual puede incluso tener descendencia híbrida. Ha sido introducida en todos los continentes a excepción de la Antártida.

Existen variedades xantocrómicas desarrolladas en China como ornamentales, llamadas lĭ yú, y luego difundidas en Japón como koi, que poseen un notable colorido. Los koi son originarios de China pero fueron conocidos por el mundo occidental a través de Japón.

En varias partes de Europa la carpa común es muy popular en la pesca y existen cebos específicos para su captura. En la República Checa, Eslovaquia, Polonia y Croacia la carpa es un plato tradicional del día de Nochebuena.

Es nativa de cuerpos de aguas estancadas o lentas de las regiones templadas de Europa y Asia. Se trata de un animal muy resistente, capaz de vivir en aguas salobres con una temperatura entre 2 y 25 °C. En muchos lugares donde ha sido introducida se considera una amenaza para el ecosistema debido a su predilección por el sustrato vegetal de los fondos poco profundos, que sirve de alimento a numerosas especies animales.

Su alimentación consiste principalmente de plantas acuáticas aunque también puede comer artrópodos, zooplancton o incluso peces muertos si se presenta la ocasión.´

La carpa común puede llegar a medir 1,2 m de largo y hasta 40 Kg de peso, aunque normalmente mide en estado adulto de 60-90 cm, y su peso ronda los 9 Kg. Nada formando cardúmenes; es omnívora, y resistente a una gran variedad de condiciones climáticas. Se han dado casos de especímenes que han llegado a vivir 65 años. Los ejemplares salvajes son más pequeños y achatados que los domésticos.

Presenta una espina dorsal serrada característica y sus escamas son largas y finas. Los machos tienen la aleta ventral más larga que las hembras. El color y el tamaño es muy variable, especialmente en los ejemplares domésticos. Se han descrito tres subespecies basándose en los patrones que siguen las escamas:

• C. carpio communis (carpa escamosa): Las escamas son concéntricas regulares.
• C. carpio specularis (carpa espejo): Las escamas forman una hilera a ambos lados. El resto del cuerpo está desnudo.
• C. carpio coiaceus (carpa de cuero): Pocas o ninguna escama en la espalda y piel muy fina.

Las carpas normalmente se mueven en grupos reducidos alrededor de los 5 individuos. La época de cría empieza en primavera y acaba a principios de verano. Prefieren aguas poco profundas con una densa cubierta vegetal. Las hembras depositan los huevos entre la maleza y el macho los fecunda externamente. Los huevos quedan fijados al sustrato hasta que eclosionan. Se estima que una hembra puede poner hasta un millón de huevos, aunque la media para una hembra adulta está en 300.000 huevos.

El tiempo que tardan en eclosionar está relacionado con la temperatura del agua. Con una buena incubación (agua a 30 °C) nacen a los tres días. Los neonatos no miden más de 6 mm y a los 8 mm ya ha desaparecido completamente la yema. Los machos normalmente alcanzan antes la madurez sexual que las hembras, aunque para ambos sexos ronda por los 4 años.

CARPIN
(Carassius auratus)

La carpa dorada, carpín dorado o pez rojo (Carassius auratus) es un pez de la familia de los ciprínidos originario de Asia. Criado durante siglos por el hombre para consumo y como pez ornamental, es una de las primeras especies de peces criadas por el ser humano, junto con otras especies de Carassius y Cyprinus.

El origen de la especie no está muy claro. Podría provenir de variedades doradas de carpín común (Carassius carassius) seleccionadas por el hombre, o ser una especie natural.

Hay descritas cuatro subespecies, todas ellas con coloraciones parduscas y reflejos dorados, con bastante variabilidad cromática. La subespecie Carassius auratus auratus correspondería al denominado Carpín Dorado, Carpa Dorada o Goldfish a partir del cual se desarrollaron las diferentes variedades de acuario.

La carpa dorada es un pez de pequeño tamaño, alcanzando como máximo los 60 cm de largo y los 3 kg de peso, aunque los animales criados en acuario rara vez llegan a la mitad de este tamaño, en especial las formas de selección. El cuerpo es corto y macizo, con la cabeza de forma triangular y desprovista de escamas. A diferencia de otras carpas, carece de barbillas en el maxilar superior.

La aleta dorsal es cerrada, con espinas óseas visibles; las pélvicas son cortas y anchas, y la caudal de gran tamaño al cabo de un pedúnculo ancho y corto. Muestra eflorescencias nupciales distintivas en las aletas pectorales, el opérculo y la espalda.

En las variedades silvestres, la coloración varía desde el pardo oliváceo al blanco amarillento; las variedades de acuario se seleccionan por su xantocromía, mostrando pigmentaciones que van del amarillo dorado intenso al rojo y el púrpura.

Estas características son bastante similares para las cuatro subespecies de Carassius auratus descritas, entre las que existen pequeñas variaciones morfológicas y cromáticas, además de áreas de distribución diferentes.

Habita en aguas templadas y frías, con un óptimo entre 14 y 30°, aunque las formas salvajes pueden resistir temperaturas extremas de forma ocasional. Las variedades de selección son mucho más delicadas y su rango de tolerancia de temperatura es más estrecho. Viven en aguas con pH neutro y aguas semiblandas, aunque se adaptan con facilidad a condiciones más extremas, especialmente si han sido criadas bajo esas condiciones.

De comportamiento pacífico, en la naturaleza y en estanque suelen vivir formando cardúmenes, a veces combinados con otras especies. A menudo suben a boquear a la superficie, o bien en momentos de altas temperaturas y falta de oxígeno en el agua, o para capturar y filtrar la capa superfiical de agua, rica en microalgas. Es una especie omnívora.

En acuario son totalmente pacíficos entre ellos y con otras especies, siempre y cuando no sean tan pequeñas como para poder considerarlas parte de su dieta. Tienen tendencia a excavar en el sustrato de fondo, especialmente las formas más cercanas a la salvaje, removiendo sustrato y decoración con facilidad. Las variedades de selección con grandes alteraciones morfológicas suelen ser más tranquilas, de nado torpe y lento, pues se encuentran demasiado ocupadas en controlar sus cuerpos en equilibrio durante su desplazamiento. En el caso de tener plantas acuáticas, es recomedable recurrir a especies epifitas (Helecho de Java, Anubias, Musgo de Java) enraizadas sobre piedras o raíces, o cultivar las plantas en macetas o protegiendo las raíces con rocas, para evitar que sean desenterradas. Recordemos que estos peces suelen mordisquear las plantas, por lo que es casi seguro que acaben con todas las presentes en el acuario.

Según la variedad, puede vivir 10 años, aunque hay citas de peces de más de 30 y 50 años. Las espectativas de vida dependen de muchos factores como la calidad del agua y de la dieta que reciban; recordemos que existen variedades que requieren una dieta especial para no tener problemas de vejiga natatoria.

Son maduros sexualmente a partir de los 8-10 meses, según las condiciones y las variedades, aunque las puestas serán muy pequeñas en tamaño y número de huevos, y de baja calidad. En cultivo los reproductores suelen ser peces de varios años y un tamaño suficiente para obtener puestas de calidad. Para mejorar el rendimiento reproductor, es recomendable aumentar el aporte de proteínas y carotenoides de la dieta, como por ejemplo, proporcionales alimento vivo, como artemias y blood worm.

El dimorfismo sexual es muy poco patente cuando son pequeños, aunque existen diferencias sutiles en el orificio anal, con un agujero cóncavo en los machos, y saliente en las hembras.

En la época de reproducción, durante la primavera y principio del verano (en caso de ser al aire libre en climas templados), es mucho más sencilla la distinción de sexos. Las hembras presentan el vientre claramente abultado por estar grávidas, con la papila genital visible, el conducto a través del cual desovan, situado entre las aletas ventrales y anales.

Los machos muestran un granulado blanquecino distintivo en las aletas pectorales, el opérculo y la espalda, denominados eflorescencias nupciales o tubérculos reproductores.

Durante el cortejo, los machos persiguen con insistencia a las hembras, acariciándoles el abdomen con las eflorescencias nupciales para incitarlas a desovar. La puesta se realiza entre ramas y plantas acuáticas, aunque en estanque se suelen colocar penachos de cordón o cualquier material textil introducido en el agua, sobre el que fijarán la puesta.

La reproducción en acuario es similar, pero es necesario que los peces se hayan mantenido uno o dos meses a temperaturas menores a 18° para inducir la maduración, y se les incite a la puesta haciendo una simulación de primavera, subiendo de forma gradual la temperatura a 20-24° y aumentando las horas de luz. La separación de ambos sexos durante 10-15 días también puede ayudar a incitar la reproducción, como ocurre con otras especies.



LUCIO
(Esox lucious)


El Esox lucious, lucio europeo es una especie de actinopterigio esociforme esócido predador carnívoro, doméstico, de agua dulce, que pertenece a la familia de los Esocidae.

El lucio europeo tiene un cuerpo largo de forma casi cilíndrica. La cabeza relativamente larga tiene una boca que parece pico de pato y está abierta hacia arriba. La aleta dorsal de tamaño relativamente largo está muy corrida para atrás.

El color varía con el hábitat - la espalda es normalmente de color verde-café, la coloración cambia hacia tonos más claros acercándose al vientre blanco. Las mandíbulas están provistas de dientes especializados, al igual que la lengua y los arcos de las agallas. El lucio posee entre 110 y 130 pequeñas escamas a lo largo de la línea lateral.

El tamaño promedio está situado entre unos 50 cm. y 1 metro. Existen ejemplares de hasta metro y medio y pesos de hasta 25 Kg. El tamaño máximo mencionado arriba normalmente es solamente alcanzado por la hembra, el macho no alcanza más de 90 cm.

El lucio es un pez de hábitat firme y le gusta estar cerca de la orilla en aguas corrientes, lagos y grandes estanques. Prefiere las orillas con chamiza y otras posibilidades de esconderse, como troncos, raíces, rocas, puentes, vegetación... Necesita una calidad de agua buena para prosperar, así como agua fresca, nivel estable de las aguas, abundancia de peces pasto y abundancia de vegetación.

Se encuentra en la mayor parte de la península ibérica, excepto en Galicia, con mayor abundancia en los embalses del Júcar, ríos castellano-leoneses y Extremadura. Fue introducida en los años 50 por ICONA para la pesca deportiva. Actualmente constituye una amenaza importante para la conservación de la biodiversidad por su impacto sobre la ictiofauna autóctona, así como sobre anfibios, reptiles ligados a ecosistemas acuáticos e incluso avifauna.

Esta especie es considerada exótica, invasora y es objeto de medidas de control poblacional para intentar reducir el impacto negativo de su presencia en ecosistemas acuáticos ibéricos.

Los lucios se alimentan de peces de todas las especies y de cangrejos; pueden comer alevines de su propia especie. Sapos, aves y pequeños mamíferos también pertenecen a su espectro de presa. El lucio tiene reputación de ser un pez de rapiña muy agresivo, a pesar de que pasa la mayor parte del tiempo escondido entre la vegetación y de que no come tanto como la fama que tiene de ello. En raras ocasiones han sido encontrados ejemplares adultos con aves en el aparato digestivo. Heinrich Engler describió un caso extraordinario en su monografía: un lucio de solamente 30 cm había tratado de tragarse un macho adulto de una especie de ave acuática que tenía una longitud de 35 cm. Los dos animales, muertos, fueron encontrados a una distancia de 20 m del agua, el ave con la cabeza y el cuello dentro de la boca del lucio. Obviamente, el ave había logrado desplazarse hacia tierra firme antes de que ambos animales se ahogaran ahí.

Los lucios a veces alcanzan la edad de 30 años. La reproducción tiene lugar en orillas con vegetación abundante.

PERCA SOL 
(Lepomis gibbosus)

El perca sol (Lepomis gibbosus) es un pez de la familia Centrarchidae. El nombre del género tiene origen griego, y el de la especie tiene origen latino, gibbosus procede de gibba, que significa joroba, por la evidente giba que presenta.Pez de cuerpo alto y comprimido lateralmente, con una pequeña giba, de 20-35 cm (hasta 40 cm), y hasta 630 g. Posee una aleta dorsal única, con radios espinosos en la parte anterior, y blandos ramificados en la posterior, con una gran depresión en el centro. Las aletas pectorales son largas y puntiagudas. La primera parte de la aleta dorsal cuenta con 10-12 espinas, y la segunda está formada por un número igual de radios blandos. Cuenta con 3 espinas en la aleta anal seguidas de 8 a 11 radios blandos. El número de vértebras en la columna es de 28 a 30.

Tiene la boca pequeña. Destaca mucho a la vista la forma del opérculo(tapa branquial), que tiene un extremo saliente redondeado de gran tamaño sobre las aletas pectorales, que desde el flanco le da una apariencia de “pez con orejas” más visible en los ejemplares machos que en las hembras, al estar coloreado de oscuro. En los laterales presenta dibujos sinuosos formando hileras de color verde turquesa y naranjas; el vientre es también de tonos anaranjados. La coloración en la zona ventral es naranja o amarilla. Por detrás de los opérculos presenta una evidente mancha negra rodeada de rojo en los machos y de naranja en las hembras. La línea lateral es visible.

Los machos son de colores más vistosos que las hembras y tienen el extremo del opérculo más marcado, con una mancha de color rojo en los machos y naranja en las hembras.

Es una especie de costumbres gregarias fuera de las épocas de reproducción, pero cuando llegan la temporada de freza en los meses cálidos, los machos son enormemente territoriales y defienden su territorio con violencia.

Se reproduce de mayo a julio. El macho excava una depresión en el sustrato, donde cuida la puesta. Incluso puede cuidar al mismo tiempo en la misma depresión las puestas de varias hembras. Cada hembra puede poner en una temporada un número muy variable de huevos (de 500 hasta cerca de 40.000).

Es omnívoro-carnívoro: captura invertebrados, alevines y jóvenes de otros peces. Incluso se ha especializado en aquellas zonas donde ha sido introducido en devorar los huevos y larvas de otras especies, razón por la que es muy dañino para el medio ambiente.

Ocupa normalmente pequeños lagos, charcas y zonas poco profundas de grandes lagos y ríos de corriente lenta; en general prefiere zonas de aguas claras con abundante vegetación, ocupando cualquier tipo de sustrato.

Es un pez de extraordinaria resistencia, capaz de aclimatarse a diversas calidades de agua, así como temperaturas más cálidas que en sus aguas de origen, razón por la cual coloniza la zona en la que es artificialmente introducido causando daños a la fauna local.

Pez originario de América del Norte, de Nuevo Brunswick (Canadá) a Carolina del Sur (EE.UU.)

Fue introducido en la Península Ibérica por primera vez en 1910-1913 en el Lago de Bañolas, y en la cuenca del Guadiana a finales de los años setenta. Actualmente se encuentra distribuido por todas las cuencas españolas.

TENCA
(Tinca Tinca)

Especie de talla media que puede alcanzar los 85 cm de longitud y los 7,5 kg de peso. Presenta un cuerpo alargado de coloración verdosa que puede variar en función de donde viva. Tiene un par de barbillas en las comisuras labiales. Sus escamas son muy pequeñas y están recubiertas de una gruesa epidermis mucosa (segrega mucho mucus).

Su período de reproducción tiene lugar entre mayo y agosto. La hembra deposita una media de 300.000 huevos sobre plantas acuáticas sumergidas, o directamente sobre el lecho del río.

Se trata de una especie omnívora, aunque principalmente se alimenta de insectos y otros invertebrados que encuentra en el fondo de charcas o ríos. También puede consumir algas y macrófitos acuáticos.

Selecciona preferentemente charcas, lagos y ríos de baja velocidad de la corriente, con abundante vegetación y fondos blandos. Pero a pesar de ello, en algunos ríos aparece en zonas con fondos de piedra y vegetación escasa, si bien en estos casos selecciona pozos o zonas de carácter léntico. Tolera bajas concentraciones de oxígeno disuelto en agua.

En España ha sido citada en las cuencas de los ríos Ter, Tordera, Llobregat, Júcar, Ebro, Tajo, Guadiana, Guadalquivir y Duero.

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Vicente Miguel Bermejo Sánchez Secretario del Club Deportivo de Pesca de Castilblanco